Las personas solemos ser muy prejuiciosas, por esta razón la compañía Coca-Cola, hizo un experimento social, en el cual juntó a 6 personas desconocidas para que entablaran una conversación, lo que no se esperaban es que esta debía ser a oscuras y tan solo unas cámaras infrarrojas podrían ver lo que estaba pasando. Después de unos minutos de conversación se encendieron las luces, y los 6 participantes se sorprendieron al verse, ¿quieres saber por qué?

Aquí te dejamos el vídeo del experimento social.

Y recuerda que.. ‘La etiquetas son solo para las latas’.