Un tsunami es un fenómeno que involucra un grupo de olas de gran magnitud impulsadas por una energía y que normalmente están provocadas por un movimiento sísmico.

Su tamaño y rapidez pueden variar mucho, dependiendo del movimiento de tierra que lo cause. Normalmente la primera ola no es la más fuerte, las siguientes sin embargo son las más devastadoras.

Otras causas de tsunami pueden ser la erupción de un volcán o la caida de un meteorito.

A continuación te detallaremos algunas curiosidades interesantes sobre los tsunamis:

Complicaciones después de un tsunami

No solo hablamos de la destrucción de edificios y de vidas en el momento en que sucede el tsunami, después de esa «gran ola» la cantidad de sal que se queda en la superficie es la causante de muchas muertes, debido a que provoca muchas enfermedades y que la gente muera de hambre por la imposibilidad de cultivar o criar animales.

El tsunami más destructivo de la historia

Fue un tsunami provocado por un terremoto marino de 9.0 grados en el Océano Indicó en 2004.

Este fenómeno dejó más de 280.000 muertos, y sumando las personas desaparecidas, heridas, y fallecidas la cifra asciende a más de 500.000 víctimas.

Qué hacer en caso de tsunami

Lo primero que debes hacer ante una alerta de tsunami es avisar a todas las personas que puedas. Después debes dirigirte a la zona más alta que puedas. Si por desgracia te alcanza el agua y puedes subir a la superficie no nades, ya que la corriente suele llevarte en sentido contrario, debes agarrar un objeto que flote y dejarte llevar.

Velocidad de los tsunamis

Un tsunami puede alcanzar una velocidad de entre 500 y 800 kilómetros por hora, es decir, puede ir a la velocidad de un avión.

El tsunami más grande de la historia

Este maremoto sucedió en Alaska en 1958, se denomino «mega tsunami» debido a que alcanzó los 534 metros de altura, sin embargo solo dejó dos muertos.