«Nada más desolador que ver a niños de todo el mundo sufriendo porque no tienen nada que comer, mientras que otros comen alitas de oro»

Un día decenas de personas esperaban con ansias en la puerta de un restaurante de Nueva York, el The Ainsworth, reconocido por sus maravillosas hamburguesas.

Mucha gente creía que se trataba de una fiesta privada, pero lo que en realidad sucedía es que ese día presentaban un nuevo plato muy especial.

Casey Neistat

Se trata de unas alitas de pollo que son reposadas en sal durante 12 horas antes de freírlas, despues son bañadas en salsa y espolvoreadas con laminas de oro de 24K.

Su precio varía según la cantidad, el más económico es de $90, y el más caro que incluye una botella de champán cuesta $1.000.

Casey Neistat

Lo que comenzó con la idea de hacer algo nuevo y extravagante se ha convertido en un éxito de ventas, y chefs de todo el mundo se plantean incluir este plato en su carta.

Esto también ha provocado mucha polémica en las redes sociales, ya que mucha gente cree que es una falta de humanidad que algunas personas estén muriendo de hambre mientras otras comen alitas de pollo bañadas en oro, ¿tú qué opinas?.