Esta mujer después de una relación de dos años con su novio, descubrió que en realidad era su mejor amiga y para las relaciones sexuales utilizaba un consolador que ataba a su cuerpo.

En 2011, esta mujer aceptó una solicitud en Facebook de alguien llamado Kye. Hablaron por un tiempo, y el le dijo que tuvo un accidente de coche y este le había dejado cicatrices en el cuerpo, por lo que le daba vergüenza mostrarlo.

La mujer cuando hablaba por teléfono con Kye le notaba una voz un tanto aguda, pero nada de lo que se tuviera que extrañar.

Además de todas las mentiras Kye también le contó que le habían detectado un tumor cerebral.

Tardaron un tiempo en verse, pero cuando lo hicieron Kye le dijo que debía usar un antifaz en los ojos mientras tuvieran relaciones, la ultima vez que se vieron él fue a visitarla a su apartamento.

Cuando estaba teniendo sexo con él, agarre la parte trasera de su cabeza y mi mano se enredó en algo. No se sentía bien. Estaba sentada en la cama y el estaba de pie. Algo en mi mente me decía que me quitara la venda.

Y cuando se quitó la venda ahí estaba su mejor amiga Gayle. Kye las había presentado y habían congeniado muy bien.

Aparentemente Gayle había usado un consolador atado a su cuerpo, se había vendado los pechos para parecer más plana y se había recogido el cabello con una peluca y sombrero.

Al enterarse de que estaba expuesta a los medios, Gayle Newland intentó acabar con su vida saltando desde un canal. A día de hoy lo niega todo y el caso continúa por la vía legal.