La gestación subrogada es un tema polémico, debido a que en muchas partes del mundo esta práctica no está permitida, pero muchas mujeres exigen su legalización para facilitarles el poder tener hijos biológicos a las que no pueden gestarlos en su propio vientre.

Eso le pasó a Kayla Jones de 29 años, procedente de Estados Unidos, donde esta permitida la gestación subrogada, pero su caso es de lo mas interesante ya que su vientre de alquiler fue su propia suegra.

La joven no podía tener hijos debido a un tumor que tuvo a los 17 años.

En ese momento los doctores le advirtieron que la única forma en la que podría tener hijos seria mediante la gestación subrogada.

Por eso cuando su marido y ella decidieron traer un bebé al mundo estuvieron investigando y contactando con posibles madres de alquiler, pero sumando el método de inseminación y el alquiler del vientre el presupuesto no les alcanzaba, y optaron por recurrir al vientre de la futura abuela del bebé.

Aquí os dejamos un vídeo de la reacción de la futura abuela al recibir la noticia de confirmación del embarazo, que le haría llevar a su nieto en el vientre: