Anuncios

Cada día casi ocho millones de bolsas de plástico circulan por el mundo, la mayoría son de un solo uso y esto es un gran problema de contaminación.

Anuncios

Unos estudiantes tuvieron una grandiosa idea, reciclar esas bolsas para hacer un bien social.

Utilizan bolsas que mucha gente les ha donado para fabricar con sus propias manos colchonetas para la gente sin hogar.

Se necesitan aproximadamente 700 bolsas para hacer cada colchoneta.

Anuncios

Estos jóvenes no son los únicos que realizan esta bella acción. En 2017 un grupo de mujeres en México se unió para tejer tapetes para los damnificados por los terremotos del 7 y 19 de septiembre en este mismo país.

Esos tapetes dan calor, son fabricados con material reciclado y son muy fáciles de secar si se mojan, a diferencia de los de tela.

También, al igual que los niños de los que hablamos al principio, mujeres de la tercera edad de Arizona tejen colchonetas para los sin techo.

Cada semana las mujeres de la residencia The Fountains at La Cholla de Tucson se reunen para tejer unos tapetes que sirven tanto de colchoneta como de manta para taparse y se los regalan a diversas organizaciones que se encargan de repartirlos entre los más necesitados.

Es una increíble iniciativa, ¿verdad?

Anuncios