Hay gente que dice que si viéramos el mundo desde los ojos de un niño todo sería más bonito.

Esperemos que después de ver las fotografías que mostraremos a continuación sigan pensando lo mismo.

Dom y Al son dos hermanos ilustradores, que se dedican a algo muy peculiar: llevar a la vida real los dibujos de los niños.

Los resultados son graciosos a la par que terroríficos.

Aquí te dejamos algunos de ellos:

Realmente si viéramos el mundo desde los ojos de un niño sería un poco… ¡Espeluznante!