¿Sabías que la forma en la que cierras tu puño dice mucho sobre ti?

Esto puede hablar sobre tu carácter, tu actitud general hacia su vida y también sobre cómo puedes reaccionar ante una determinada situación.

TIPO A

Personas amables, sencillas, sensibles y consideradas. Es capaz de tener en cuenta las emociones de los demás. Un poco impaciente cuando se trata de cosas que persigues. Sin embargo, algo con lo que deben tener cuidado es con la gente ya que aunque, no todos, pero muchos tratarán de aprovecharse de tu actitud cercana y bondadosa.

TIPO B

Si este es tu caso, tus principales características son tu encanto, carisma y talento. Una persona extrovertida, no reprimes tus emociones y no dudas en decir lo que piensas. Con gran ambición, luchas por conseguir tus sueños.

TIPO C

Cerrar el puño de esta manera muestra signos claros de introversión, como el pulgar que se esconde detrás de los otros dedos. No puede tolerar la falsedad de las personas y se sienten atraídos por la honestidad y la bondad. Solo quiere personas a su alrededor con las que pueda tener una conversación profunda , le gusta pasar tiempo con la gente pero también necesita su espacio.