Elisa Lam era una joven estadounidense de ascendencia china que falleció a los 21 años en el 2013.

La historia comienza cuando después de varios episodios depresivos Elisa decide recorrer los Estados Unidos.

Al llegar a Los Angeles se hospedó en el Hotel Cecil, muy famoso por los numerosos crímenes y suicidios que aveces suceden.

Los padres de Elisa siempre recibían llamadas pero el día en que la joven fue a la ciudad de Santa Cruz estos no recibieron ninguna noticia de su hija, por lo que se alarmaron y reportaron su desaparición a la policía.

Desde este momento comenzaron las investigaciones en el hotel y se publicaron fotos de Elisa por todas partes. Dos semanas después salieron a la luz unas grabaciones de la cámara de un ascensor que sembraron el terror en todo el país.

Anuncios

En el video se observa a la joven teniendo un comportamiento de lo más extraño, presionando varios botones del ascensor y gesticulando como si hablara con alguien, aunque nunca se comprobó que hubiera nadie a su lado.

Tres semanas después se encontró el cadaver de Elisa en el tanque de agua del hotel en estado de descomposición, pero sin señales de agresion sexual o suicidio.

Lograron hayar el cuerpo debido a las quejas de varios huéspedes que afirmaban que el agua tenía un mal olor y sabor.

Lo más extraño de todo es que la tapa del tanque era tan pesada que nisiquera los bomberos pudieron levantarla y para acceder a Elisa tuvieron que perforarlo.

A dia de hoy el caso aún no se ha resuelto, pero varias teorías circulan al rededor de la muerte de la jove Elisa Lam, ¿Espeluznante verdad?