Kowloon fue una ciudad en China conocida como la ciudad sin luz, ya que por la forma en que fue construida era muy difícil que pasara el aire o la luz del sol.

Kowloon también se llevó el récord mundial de la ciudad más poblada del mundo.

Era bastante más pequeña que el estadio Santiago Bernabeu, sin embargo allí habitaban más de 50.000 personas.

En sus inicios esta ciudad servía como zona de vigilancia pero posteriormente pasó a convertirse en uno de los lugares más caóticos del mundo.

La ciudad creció albergando a traficantes de droga y todo tipo de delincuentes, y así se convirtió en un lugar manejado por las mafias. Cualquiera podía entrar pero bajo su propia responsabilidad.

Uno de los aspectos más curiosos de esta ciudad era su arquitectura, estaba llena de edificios y solo estrechas calles los separaban. Era tanto así que pocas veces sus habitantes veían la luz del sol desde sus casas.

Debido a que la ciudad se estaba quedando sin espacio los habitantes comenzaron a construir de forma vertical, cosa que iba en contra de todas las leyes de arquitectura del momento.

La ciudad comenzó a desalojarse en 1991, cuando el gobierno chino decidió tomar el control. Los habitantes de Kowloon no querían dejar sus casas ya que estaban acostumbrados a su estilo de vida, por lo que comenzaron a pedir grandes cantidades de dinero para abandonar sus inmuebles.

No fue hasta 1993 que la ciudad quedo completamente vacía y ahora en ese lugar se encuentra un precioso jardín acuático lleno de hermosos lagos y muchas zonas verdes.