Anuncios

Desde que se encontraba en el vientre de su madre los doctores ya habían detectado en Noah una anomalía en su desarrollo, derivado de un defecto en la espina bífida y la hidrocefalia.

Anuncios

Al unirse estas dos complicaciones el pequeño Noah nacería solo con un 2% de su capacidad cerebral.

Los padres de este pequeño gran luchador cuentan que desde el embarazo fueron preparando todo para el entierro de su hijo ya que según los médicos este solo viviría unos días, incluso en varias ocasiones le recomendaron a la madre someterse a una interrupción del embarazo pero esta se negó.

En las primeras radiografías del cerebro de Noah se comprobó que había un exceso de líquido, muy superior al volumen de materia gris por lo que el cerebro del pequeño no podría alcanzar ni siquiera el tamaño de un pomelo.

Anuncios

Contra todo pronóstico Noah pasó el año de edad y ha ido creciendo y aprendiendo rápidamente. Actualmente está a punto de cumplir 5 años y su capacidad cerebral en este tiempo ha pasado de ser del 2% al 70%. Además de poder jugar y caminar como cualquier niño, sus capacidades siguen incrementándose por lo que su caso se ha considerado un milagro y está siendo estudiado e investigado por la comunidad científica.

A parte de que el caso de Noah es extraordinario, su avance se puede explicar desde el fenómeno de plasticidad cerebral. Según esta teoría el cerebro humano tiene la capacidad de desarrollarse y adaptarse a ciertas condiciones con el único objetivo de sobrevivir. Lo importante en estos casos no es la cantidad de neuronas sino su capacidad para organizarse y funcionar.

¿Increíble verdad? Comparte esta maravillosa historia.

Anuncios