Anuncios

Uno de los grandes placeres de la vida es comer, en el mundo existen una infinidad de platos típicos que solo con escuchar su nombre nos hacen la boca agua.

Anuncios

Sin embargo en este artículo te vamos a hablar de algunas comidas que no son aptas para estómagos sensibles.

Huevo centenario

Es un plato típico de China, considerado en este país como algo exquisito.

Se puede usar huevo de gallina, pato o codorniz, este huevo se recubre con una capa de cal viva, arcilla, cenizas de árbol y sal.

Esto se deja reposar durante meses hasta que la yema se pone de un tono marrón verdoso. Según la gente que lo consume el olor es parecido al de un queso fuerte.

Anuncios

Balut

Este alimento es tradicional en Filipinas y China, no es ni mas ni menos que un embrión de pato.

Es muy fácil de consumir, solo debes abrir un poco el cascaron y condimentarlo a tu gusto.

Ojo de cabra

Es una comida típica de Mongolia utilizada para calmar los males causados por la resaca. Sus ingredientes son ojo de cabra, vinagre y zumo de tomate.

Gelatina de tortuga

Este postre llamado Guilinggao esta elaborado con el caparazón de la tortuga caja rayada. Tradicionalmente se utiliza como medicina.

Tong Zi Dan

La traducción en español sería «huevos de niño» y son literalmente eso, ya que son huevos comunes hervidos en orina de niño, preferiblemente menor de 10 años.

Anuncios

Las autoridades catalogaron esta tradición como patrimonio cultural.

¿Te atreverías a probar alguno?

Anuncios