En las ciudades más grandes de cada país cada vez resulta más difícil encontrar una vivienda que se adapte a nuestras necesidades y además que sea económica.

Esta situación para algunas personas es toda una oportunidad de negocio.

Un equipo de arquitectos en Taiwán tuvo la idea que solucionaría estos problemas; un apartamento de 22 metros cuadrados que pareciera más grande.

El truco está en aprovechar los espacios utilizándolos de manera inteligente. En tan pocos metros consiguieron poner una cocina, un comedor, una sala de estar, un dormitorio, un baño y una estantería.

Las maderas y pintura utilizadas son de tonos claros para así crear una sensación de más espacio.

Aquí te dejamos algunas fotos más del apartamento y un plano:

Plano de la planta baja

Plano de la planta alta

¿Qué te parece? ¿Vivirías aquí?