Avion regresa de emergencia al aeropuerto por “un fuerte olor a excremento”

El vuelo de British Airways tenia previsto durar siete horas, pero tan solo media hora del despegue tuvo que regresar al aeropuerto de origen. El motivo fue que un pasajero entró al baño y dejó un “regalo” tan mal oliente que continuar con el vuelo era literalmente imposible.

Imagina por un segundo que tienes que recordar toda tu vida una situación tan vergonzosa como esta. Un avión 747-400 quedó imposibilitado para volar por tu culpa.

Sucedió que este impertinente pasajero acudió angustiado al baño del avión e hizo sus necesidades, salió de forma normal y actuó como si nada, sin embargo pocos minutos después la tripulación comenzó a quejarse de un terrible olor.

El capitán ordenó que se investigara lo que estaba sucediendo sin imaginar lo que hallarían. Encontraron el baño inundado de heces liquidas, incluidas las paredes.

El capitán le informó a los tripulantes que el problema no podía resolverse en el aire por lo que debían regresar al aeropuerto de Londres. El siguiente vuelo a Dubai no sería hasta dentro de 15 horas, sin embargo la aerolínea brindó comida y una noche de hotel a los pasajeros.