La extraña historia del hombre que sólo defecaba una vez al mes y murió a los 29 años

Su colon tenía 18 kilos de excremento y hay una foto de esto en un museo.

El cuerpo humano necesita ir al baño a defecar, no es algo opcional y aunque no se suele hablar tan abiertamente del tema, todos lo hacemos (por lo que uno pensaría que sería un tema más fácil de tocar, considerando que es la cosa más universal del mundo junto con respirar).

Uno se siente pésimo si no va al baño en un par de días, así como realmente mal. Así que, ¿se imagen cómo sería ir sólo una vez al baño a defecar al mes? Solo una vez, U N A.

No puedo siquiera pensar tal suplicio ni creía que era posible, pero lo es. Un hombre no identificado, cuya historia está en el Museo Mütter del Colegio de Médicos de Filadelfia, sufría megacolon agangliónico congénito o enfermedad de Hirschsprung.

The Mütter Museum of The College of Physicians of Philadelphia

Esto provoca que las células nerviosas al interior del colón no se desarrollen como corresponde, lo que dificulta que se produzca el movimiento intestinal necesario para desechar las heces fecales.

Al año y medio, la vida de este hombre se volvió muy compleja porque sufría fuertes casos de estreñimiento y su abdomen comenzó a crecer. A los 16 ya era normal que defecara sólo una vez al mes.

The Mütter Museum of The College of Physicians of Philadelphia

Aunque los médicos sabían lo que tenía, no podían operarlo porque era una cirugía muy peligrosa: esto paso en la década de 1890 y las condiciones eran muy distintas a como son hoy en día, donde es tratada con mucho éxito.

Durante sus veinte años, este hombre no sólo no recibía ayuda médica sino que terminó en un museo como exhibición humana.

El hombre murió a los 29 años en un baño. Una vez fallecido le extirparon el colón que tenía 18 kilos de excremento y tenía 76 centímetros de diámetro. Brutal.

The Mütter Museum of The College of Physicians of Philadelphia

Dicho colón aún está en el museo, por si les interesan este tipo de cosas.