Muchas mujeres padecen dolores menstruales, pero el caso de Calle Hack, una mujer de Chicago, fue extremo. Desde sus 15 años sufría dolores cada vez que tenía la menstruación pero ella supuso que se trataba de algo normal.

Pero ahora a descubierto que de normal no tenía nada, a sus 32 años le han descubierto un quiste dermoide en el ovario derecho, que le provocaba mareos incluso vómitos además de los dolores.

El quiste tenía restos de dientes y pelos, la joven lo describió como un ‘pequeño monstruo’.

Había pasado por varios médicos pero ninguno había logrado descubrir el motivo de sus fuertes dolores hasta ahora gracias a una ginecóloga que le ha realizado pruebas con herramientas de ultrasonido.

La doctora explicó que aunque el quiste sea benigno, sin células cancerígenas, por su tamaño puede llegar q ser peligroso y recomendó extirparlo lo antes posible.

Tras la operación los dolores de Calle desaparecieron por completo.